La mayoría de los trabajadores en Carolina del Norte deben ganar por lo menos el salario mínimo federal de $7.25 por cada hora de trabajo. Si a usted se le prometió más, entonces se le debe pagar lo prometido.

Si usted trabaja en un rancho o con un contratista que emplea a un grupo pequeño de trabajadores que trabajan muy pocas horas, es posible que usted no esté cubierto por la ley del salario mínimo federal. Aun así, usted debe recibir por lo menos el salario que se le prometió cuando fue contratado.

Si usted es un trabajador del programa H-2A, usted tiene garantizado un salario mínimo por hora. Usualmente la cantidad cambia cada año. Ese salario mínimo será lo que se le prometa en su contrato. En el 2018, este salario es $11.46 por hora, al finalizar la semana.

Si usted no trabaja bajo el contrato H-2A pero trabaja para un empleador que también emplea trabajadores H-2A y hace el mismo tipo de trabajo que ellos, usted debe de recibir por lo menos el mismo salario mínimo que le fue garantizado en el contrato a los trabajadores H-2A de ese campo ($11.46 en el 2018).

Wages1 wages2

Volver al principio de esta página

Registro de las horas

Cada vez que le paguen, usted debe de recibir un comprobante de pago, aunque le paguen en efectivo o con cheque. Es muy importante que guarde sus comprobantes de pago.

El comprobante de pago debe de explicar detalladamente cuántas horas trabajó durante el periodo que le están pagando, cuánto ha ganado por hora o por pieza, y todas las deducciones hechas de su pago.

Volver al principio de esta página

Pago por pieza

Aunque le paguen por pieza – ya sea por cubetas, bones, camionadas, o por la cantidad de árboles sembrados – usted tiene un sueldo garantizado por cada hora de trabajo.

Su empleador debe pagarle la cantidad más alta entre estas opciones: lo que usted se podría ganar por pieza o lo que usted se podría ganar por hora de acuerdo al salario mínimo. Su empleador nunca debe pagarle menos del salario mínimo.

Por ejemplo:

A Josué le pagan cuarenta centavos ($ 0.40) por cada cubeta que recoge de camotes. La semana pasada él trabajó 45 horas durante las cuales recogió 750 cubetas de camote.

Josué trabaja para un contratista que emplea mucha gente y que por ley debe de pagarle por lo menos el salario mínimo por hora.

A Josué le pagaron por todas las cubetas de camote y ganó $300.00 (750 cubetas x $0.40 = $300.00) por el trabajo de toda la semana (45 horas). Sin embargo, como Josué no puede ganar menos del salario mínimo, él debió de haber recibido $326.25 (45 horas x $7.25 salario mínimo por hora= $326.25).

Samuel también trabaja con el mismo contratista. Samuel recogió 850 cubetas de camotes la semana pasada y también trabajó 45 horas.

Samuel ganó $340.00 (850 cubetas x $0.40 = $340.00). La cantidad del pago de Samuel fue más alta de la que se le garantiza por hora de acuerdo al salario mínimo que por 45 horas sería $326.25 (45 horas x $7.25 salario mínimo por hora = $326.25).

Como el salario de Samuel es más alto cuando se le paga por pieza que cuando se le paga por hora en base al salario mínimo, Samuel debe recibir $340 por su trabajo de 45 horas.

Si usted está en la misma situación de Josué, y su empleador le está pagando menos del salario mínimo por hora, la División para los Trabajadores Agrícolas de Ayuda Legal de Carolina del Norte podría ayudarle a recuperar su sueldo no recibido. Llámenos al 1-800-777-5869.

Volver al principio de esta página

Horas extra o Tiempo y Medio

overtime

Muchos trabajadores en los Estados Unidos reciben un pago de hora y media por cada hora trabajada cuando trabajan más de cuarenta horas por semana, a esto se le llama horas extras o tiempo y medio. Por ejemplo, si ganan $8 por hora, se les paga $12 por cada hora que trabajen después de completar 40 horas de trabajo en una semana.

La mayoría de los trabajadores agrícolas no reciben pago de tiempo y medio porque la ley que garantiza este beneficio no los protege.

Sin embargo usted podría tener derecho a que le paguen tiempo y medio si usted trabaja más de cuarenta horas por semana y cumple con una de las siguientes condiciones:

  • Usted está trabajando en la reforestación de bosques, haciendo cosas como plantar árboles o limpiar maleza
  • Usted está trabajando en una empacadora en la que se empacan productos de rancheros que no tienen su propia empacadora
  • Su tiempo de trabajo por semana se divide entre el campo y una empacadora que empaca productos de otros rancheros

Pago por todas las horas trabajadas

Bus-at-camp

A usted le tienen que pagar por todo el tiempo que trabaja en un día.

Normalmente el tiempo de trabajo no incluye el tiempo que a usted le tome transportarse de su lugar de vivienda hasta el lugar de trabajo, o del lugar de trabajo a su vivienda.

Si usted trabaja en diferentes campos cada día, su tiempo de trabajo empezará cuando usted llegue al primer campo del día.

Si su contratista o capataz lo está transportando y tiene que parar en el camino para cargar el equipo de trabajo en el vehículo, su tiempo de trabajo comienza cuando se empieza a cargar el equipo de trabajo.

Si usted tiene que presentarse en un lugar a una hora estipulada para recibir su asignación de trabajo, su tiempo de trabajo empieza cuando usted se reporta.

Cuando usted trabaje en diferentes campos el mismo día, y deba transportarse de un campo al otro, incluya el tiempo que le tome desplazarse de un campo al otro en sus horas de trabajo. No incluya este tiempo si durante el viaje usted usó 30 minutos o más para comer.

Si la maquinaria con la que está trabajando se daña y usted tiene que esperar antes de poder continuar su trabajo, incluya el tiempo de espera en sus horas de trabajo.

Los descansos son una parte normal de cualquier trabajo. Si usted toma un descanso de 20 minutos o menos, este tiempo se debe incluir en sus horas de trabajo y a usted le deben de pagar por este tiempo.

Su supervisor le debe dar tiempo suficiente para tomar agua y usar las facilidades sanitarias del campo cada vez que las necesite.

Su día de trabajo termina cuando usted termina de trabajar. El viaje de regreso a su lugar de vivienda no se considera tiempo de trabajo.

Volver al principio de esta página

Deducciones

Según la ley de Carolina del Norte, su empleador necesita que usted le de una autorización escrita para poder hacer deducciones de su pago. La excepción son las deducciones permitidas por la ley, como por ejemplo los impuestos.

Si su empleador deduce dinero de su pago por cosas como renta, comida, u otros productos (por ejemplo cigarrillos), él no puede cobrarle, a menos de que usted le haya dado permiso por escrito para hacerlo.

El empleador no puede forzarlo a dar esta autorización, y no puede retener su pago si usted no lo autoriza.

Volver al principio de esta página
Read this page in English.